Yoaxis Marcheco Suárez

Yoaxis Marcheco Suárez se graduó de la licenciatura en Información CientíficoTécnica y Bibliotecología, por la Universidad de La Habana (UH), en 1998. Tuvo una excelente trayectoria y resultó premiada tanto en la Facultad de Comunicación como a nivel de la UH, a partir de un trabajo de tesis de grado que rescató la obra manuscrita de un legendario músico cubano (el maestro Gonzalo Roig), por lo que al egresar se vinculó laboralmente con el sector de la cultura.

 

La joven bibliotecaria atendía requerimientos investigativos de escritores, artistas y profesionales en general, debido a su especialización como analista de información de la Biblioteca Municipal de Camajuaní, Villa Clara, durante el transcurso de su servicio social.

 

En 2005, Yoaxis Marcheco fue avisada por ex-compañeros de estudios acerca de la disponibilidad de plazas para integrar el claustro de la carrera de Ciencias de la Información en la Universidad Central “Marta Abreu” de Las Villas (UCLV). La licenciatura se inauguraba en septiembre y la convocatoria a entrevistas se inició un curso antes. El centro de enseñanza superior había esparcido la noticia a través de egresados en la especialidad o perfiles afines que contaran con el curriculum adecuado.

 

A Yoaxis le interesaba incorporarse a tiempo completo como profesora, ya que consideraba que podría dar continuidad a sus investigaciones de pregrado y aportar con ello al curriculum científico de la universidad, ya que esta se iniciaba en el desarrollo de la materia en que ella había logrado experticia y reconocimiento.

 

Al presentarse a la entrevista con el rector de la UCLV, Dr. Andrés Valeriano Olivera Ranero, este indagó sobre sus estudios e intereses investigativos, en un primer momento. Yoaxis manifestó sus motivaciones para incorporarse a la vida académica de su provincia, a partir de lo que podría contribuir a la formación de nuevos especialistas, los cuales incidirían en la informatización de las instituciones y la correcta modernización de los sistemas archivísticos asociados al patrimonio documental resguardado en bibliotecas y otros espacios similares. También apuntó ser cursante del Master en Estudios Teológicos de la Universidad FLET, en los Estados Unidos.

 

En un giro temático de la conversación con el rector, este abordó la integración socio-política de la especialista y le preguntó acerca de su afiliación a las organizaciones de masas institucionalizadas por el gobierno. El rector Olivera se refería a los Comités de Defensa de la Revolución (CDR), las Milicias de Tropas Territoriales (MTT), y las que se relacionan directamente con la militancia comunista: Unión de Jóvenes Comunistas (UJC) y el Partido Comunista de Cuba (PCC). Yoaxis respondió que no formaba parte de esas membresías.

 

Al cierre del encuentro, el rector Olivera indicó que se le informaría del resultado del proceso de captaciones, una vez que finalizaran los análisis de las candidaturas.

Inició el curso docente 2005-2006, pero, aunque extraoficialmente era conocido el no completamiento de la plantilla profesoral de la carrera de Ciencias de la Información, la cual empezaba con la modalidad de curso por encuentros, a Yoaxis Marcheco Suárez nadie le dio referencia alguna de su solicitud laboral. Los colegas conocidos por la licenciada fueron admitidos en su totalidad por la facultad.

Marcheco Suárez supo, a través de algunos de esos ex-condiscípulos que, en una reunión del claustro, el rector Olivera Ranero expuso que tanto Yoaxis como su esposo, Mario Félix Lleonart Barroso, no resultaban confiables por estar vinculados a una universidad en los Estados Unidos.

 

Yoaxis quedó al margen de la academia en Cuba, pero su proyección intelectual encontró un espacio de desarrollo en los estudios teológicos. En 2008, se tituló de la maestría de FLET que objetara el rector de la Universidad Central “Martha Abreu” como impedimento para su incorporación al claustro, y ya antes había egresado de otra homóloga, impartida en el Seminario Evangélico de Cuba “Los Pinos Nuevos” (2007).

 

Aspirando a escalar profesionalmente en el ámbito de la teología, en 2012, Yoaxis asistió a un curso de nivelación requerido para cursar el Doctorado en Teología organizado por Universidad FLET, de Argentina, y la Facultade Teológica Sul Americana, FTSA, de Londrina, Brasil.

 

Al egresar satisfactoriamente y presta a comenzar la nueva etapa estudiantil, fue enterada de que la Jefa de la Oficina de Atención para los Asuntos Religiosos (OAAR), del Comité Central del Partido Comunista de Cuba (CCPCC), Caridad del Rosario Diego Bello, demandó a las autoridades académicas extranjeras a cargo del programa doctoral que tanto ella como su esposo y compañero de estudios, el pastor Mario Félix, no podían ser admitidos o se denegarían los permisos de implementación en el país de esos estudios de cuarto nivel.

El matrimonio conformado por Yoaxis y Mario Félix se retiró del plan académico para no entorpecer su evolución. La dirección académica se ajustó a la condicionante oficialista impuesta a través de la OAAR.

 

En 2013, junto a miembros de distintas denominaciones religiosas que hacen vida en Cuba, Yoaxis participó en la creación del Instituto Patmos, institución orientada a la defensa de las libertades religiosas en el país. La censura devino en persecución constante sobre ella y su familia, llegando a sufrir arrestos arbitrarios, amenazas y otros episodios represivos.

 

Tres años después, la teóloga y especialista en ciencias de la información, Yoaxis Marcheco Suárez, marchó hacia los Estados Unidos, en condición de refugiada política junto a su esposo e hijas.

 

Desde su nuevo país de residencia, Yoaxis continúa el trabajo enfocado a la salvaguarda de la libertad religiosa en Cuba; también, ha podido incorporarse al programa doctoral en Estudios Teológicos del Midwestern Baptist Theological Seminary, en Kansas.

 

Yoaxis Marcheco Suárez se encuentra en la fase de culminación de su Doctorado en Estudios Teológicos.

Siga leyendo aquí