Pedro Luis Boitel Abraham

En septiembre de 1959, la Universidad de La Habana (UH) se adentraba en su proceso electoral con vistas a elegir la presidencia de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU). El candidato favorito era Pedro Luis Boitel Abraham, estudiante del quinto año de Ingeniería Eléctrica, y presidente de la Asociación de Estudiantes de la Escuela de Ingeniería. Boitel hacía parte de la Sección Juvenil del Movimiento 26 de julio (M-26-7), formación político-militar al frente del gobierno revolucionario, y provenía del enfrentamiento contra la derrocada dictadura de Fulgencio Batista. Había luchado en las calles, pasado a la clandestinidad y luego al exilio forzoso, para regresar inmediatamente después del triunfo de la Revolución.

 

Las contiendas electorales estudiantiles estaban amparadas por la Autonomía Universitaria, vigente en Cuba desde la aprobación de la Constitución de 1940. Por ende, no se contemplaba en la jurisdicción del gobierno incidir, en forma alguna, sobre ningún acápite de la vida universitaria cubana. Sin embargo, dado el peso social de la Universidad de La Habana, cantera de luchadores urbanos y guerrilleros que nutrían las filas de todas las agrupaciones políticas definiéndose entonces en sus pretensiones de cuotas de poder dentro del nuevo régimen, Fidel Castro decidió interferir en el curso de la elección de la FEU en 1959. En consecuencia, manifestó públicamente el no respaldo del M-26-7 a ningún postulante. Pocos días después, proponía una candidatura unitaria en favor del estudiante de medicina e integrante del Directorio Revolucionario (DR), Comandante Rolando Cubela Secades. El gobierno usaba la votación estudiantil universitaria para compensar el diferendo histórico con la fuerza revolucionaria rival, el Directorio Revolucionario, de gran ascendencia entre el estudiantado de la UH.

Siga leyendo aquí