Omar Everleny Pérez Villanueva

Omar Everleny Pérez Villanueva es uno de los economistas cubanos contemporáneos más reconocidos. Es graduado de la licenciatura en Economía en la Universidad de La Habana en 1984. En 1990, se tituló de Maestro en Economía y Política Internacional en el Centro de Investigación y Docencia  Económicas (CIDE) en México y obtuvo el grado de Doctor en Ciencias Económicas por la Universidad de La Habana en 1997.

 

Desde su graduación en 1984 hasta el 2016 ejerció como profesor en la Universidad de La Habana. Primero, impartió docencia de Economía Internacional y Relaciones Económicas Internacionales en el Centro de Investigaciones de la Economía Internacional (CIEI). En 1992, comenzó a trabajar en el Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC). Estos centros de estudio se subordinan directamente a la Universidad de La Habana y tienen como misión contribuir al desarrollo de sus objetos de estudio a través de la docencia, la investigación, la capacitación y los servicios de consultoría. Quienes trabajan en estos centros son plantilla de la Universidad de La Habana y deben impartir docencia en algunas de sus facultades.

 

En el currículum de Pérez Villanueva destaca la categoría de Profesor Titular de la Universidad de La Habana y haber fungido como director del Centro de Estudios de la Economía Cubana (CEEC) de esta institución. Realizó estancias de investigación en varios países de América, Asia y Europa. Ha impartido más de 300 conferencias en centros de Cuba y el extranjero. Ha sido profesor invitado en universidades de Estados Unidos, Japón y Francia. En su historial académico figuran más de un centenar de publicaciones científicas entre trabajos de investigación, artículos y libros. Es uno de los autores más citados en temas de economía cubana, tanto en trabajos académicos como por la prensa independiente e internacional.

 

Por sus conocimientos económicos fungió como consultor internacional y de instituciones nacionales. “Pérez Villanueva fue uno de los economistas convocados a principios de 2013 por el zar económico Marino Murillo, para que convirtieran en políticas los llamados Lineamientos trazados por el VI Congreso del Partido Comunista en 2011 con el fin de ‘actualizar’ el estancado modelo económico. Participó con otros cinco expertos en la revisión de la Ley de Inversión Extranjera de 1995 y propuso elementos para la nueva política de la inversión extranjera en el país.” (RTV Martí, 2016).

 

Además de docente e investigador, Pérez Villanueva destacó por su participación como autor y especialista invitado en publicaciones cubanas no sujetas directamente al control estatal como Espacio Laical y Cuba Posible.

 

Esto último, unido a sus críticas a la lentitud de las transformaciones en el modelo económico cubano, fue lo que llevo a que Pérez Villanueva estuviera en la mira de la censura ideológica a pesar de sus amplios méritos profesionales.

 

El 25 de enero de 2013 fue destituido como director del CEEC, cargo que ocupaba desde el 9 de mayo de 2011. La democión se hizo oficial a través de la Resolución rectoral No. 88/2013 en la cual acusan a Pérez Villanueva de una actitud “irresponsable y negligente” durante una conferencia en la Universidad de Ciencias Informáticas (UCI).

 

En su tercer POR CUANTO el documento reza que “A inicios del mes de diciembre del 2012, se recibió en la oficina del Rector de la Universidad, la información por parte de la Dra. Miriam Nicado García, Rectora de la Universidad de Ciencia Informáticas (UCI) de que el Dr. Omar Everleny Pérez Villanueva, impartió una conferencia en fecha 14 de noviembre de 2012 en dicho Centro con el título “La actualización del modelo económico cubano”, sobre la cual se tuvieron opiniones muy negativas, a partir de temas bastante sensibles que no fueron abordados de manera educativa ni apegados a los principios revolucionarios” (Universidad de La Habana, 2013). La resolución agrega que “cuestionó el liderazgo histórico de la Revolución”.

 

Sobre esto comentó Pérez Villanueva: “En esa conferencia dije lo que he venido diciendo hasta el día de hoy: alerté sobre la necesidad de diversificar las relaciones comerciales más allá de Venezuela para no tener problemas con el petróleo si se rompiera el vínculo con ese país, me referí al cierre de los centrales azucareros en Cuba. El contenido que empleé no tenía nada diferente a lo que se decía en los medios de comunicación en ese momento. A los  estudiantes les gustó mucho. Me felicitaron, me regalaron libros. Sin embargo, a un grupo de profesores invitados, de avanzada edad, pertenecientes a la cátedra de Preparación Militar, no les agradó el tono en que hablé y escribieron una carta al rector diciendo que fui demasiado crítico. El rector creó una comisión que envió a la UCI y se entrevistó solamente con las mismas personas que se quejaron, reafirmado así lo que estos habían dicho. Sin embargo, luego conversé con miembros del Buró de la Unión de Jóvenes Comunistas de la UCI que estuvieron en la conferencia y no entendieron la sanción. Incluso, me dijeron que fue la mejor conferencia que habían recibido”, comenta Pérez Villanueva.

Siga leyendo aquí