Imagen de WhatsApp 2022-11-22 a las 13.56.33.jpg

A debate la seguridad de estudiantes cubanos tras irrupción de sujeto armado en escuela de Matanzas

Fecha de lanzamiento: 22 de noviembre de 2022

Luego de que el pasado 18 de noviembre un paciente mental irrumpiera armado en una escuela primaria de la provincia Matanzas, usuarios de las redes sociales se muestran preocupados por la inseguridad en los centros docentes de la Isla.

Geovanis Padrón Abreu, de 46 años y con rasgos de esquizofrenia, asesinó a dos personas e hirió levemente a otras dos en la escuela primaria Eduardo René Chivas, en el municipio matancero de Colón.

El secretario docente de la institución, Reiner Pereira Govea, aseguró que los alumnos del centro estuvieron resguardados en todo momento y no sufrieron daños físicos. “Ningún niño fue agredido, muchos lloraron. Enseguida los niños que estaban aquí corrieron para las aulas y no pasó nada”, declaró a TV Yumurí.

Sin embargo, el debate sobre la seguridad de los estudiantes en los centros educativos cubanos, así como de menores en general, víctimas cada vez de más episodios de violencia, se avivó entre los internautas.

La condición médica de Padrón, agravada por la fuerte escasez de medicamentos que asola al país, pudieron provocar un desenlace fatal para los educandos, algunos de los cuales permanecían en el patio de la escuela en el momento del incidente.

Aunque en esta ocasión, por suerte, ningún menor salió herido, usuarios de las redes recordaron cuando, en septiembre de 2018, cuatro personas portando armas blancas irrumpieron en el politécnico Olo Pantoja del municipio habanero La Lisa, causando heridas a nueve estudiantes de la institución.

Tragedias como estas, que mal hablan de la seguridad ciudadana y más aún en los centros docentes, tienen escasa visibilidad en los medios oficialistas de comunicación. Estos, en contraste, utilizan cualquier incidente similar ocurrido en los Estados Unidos como punta de lanza para agredir al sistema educacional de esa nación.

Aun cuando se trata de hechos aislados, la violencia contra menores de edad en Cuba ha sido objeto de debate en los últimos días. Asesinatos, desapariciones y muertes accidentales de niños y adolescentes se convierten tristemente en el panorama común de Cuba.