Jorge Luis Camacho Canino

El 16 de junio de 1981, Jorge Luis Camacho Canino cursaba el 4to año de la carrera de Actuación en el Instituto Superior de Arte (ISA) cuando resultó expulsado como consecuencia de haber solicitado su baja docente para emigrar a Francia por motivos personales.

 

En la Resolución Rectoral No. 7/81 se lee que, a partir de conocerse las intenciones del estudiante, la Comisión Disciplinaria que funcionaba con carácter permanente en la institución educativa había evaluado esa decisión como una falta muy grave a tenor con lo legislado por el ministro de Educación Superior Ing. Fernando Vecino Alegret, ya que evidenciaba en sí misma una actitud contraria a la Revolución.

Documento 1. Resolución Rectoral No. 7/81.

Jorge Luis Camacho Canino1.jpeg .png

Un año antes de presentar la salida, algunos compañeros de su grupo de Actuación, del cual era presidente de la Federación Estudiantil Universitaria (FEU), montaron Striptease, obra del dramaturgo polaco Slawomir Mrozek.

Esa pieza teatral fue hallada entre los libros purgados ideológicamente por un grupo de alumnos seleccionados por su militancia en la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC). Los textos “correctos” pasarían a engrosar el fondo bibliográfico del Instituto, los “inapropiados” serían destruidos. Sin embargo, algunos estudiantes decidieron salvar ciertos ejemplares entre los que estaba el que contenía el texto en cuestión. Luego empezaron a trabajar en la puesta en escena proyectando su estreno al margen del programa docente.

 

La noticia del montaje teatral estudiantil llegó a oídos de las autoridades universitarias y los jóvenes fueron obligados a presentar la obra en el Salón de actos del ISA ante una especie de tribunal que juzgaría la peligrosidad ideológica de la puesta. En vano Jorge Luis trató de influir como dirigente de la FEU en un cambio de locación y circunstancia que restara connotación política al estreno y con ello aminorara el peso de las posibles sanciones a sus amigos.

 

Striptease fue estrenada ante un comité censor encabezado por la rectora Dra. María Angélic a Álvarez Capín e integrado por la decana de la Facultad de Artes Escénicas, Dra. Graziella Pogolotti Jacobson, un grupo de personas que se identificaron como funcionarios del Ministerio de Cultura (MINCULT), a quienes los estudiantes no habían visto nunca, y estudiantes que militaban en la UJC.

 

Terminada la obra comenzó una especie de juicio en el que la rectora actuó como moderadora y dio paso a las intervenciones críticas de la Dra. Pogolotti. Esta última se proyectó como principal censora y estuvo respaldada por los criterios extra-artísticos del resto de la comitiva. Cabe mencionar que los representantes del MINCULT se comportaron como agentes de la policía política, aunque iban vestidos de civil. En ese contexto, Jorge Luis abandonó la sala, argumento que esgrimió posteriormente el secretariado de la UJC para expulsarlo de sus filas.

Sospechando del proceso de depuración que sobrevendría como resultado del desliz de sus compañeros y su apoyo desde la FEU, en pleno conocimiento de la invalidez de esa organización estudiantil para incidir en un giro positivo de la situación, y a raíz de su separación de la UJC, Jorge Luis pidió una licencia académica.

Siga leyendo aquí