Julio Adriel Merladet Olazábal

Julio Adriel Merladet Olazábal trabajaba como profesor de Historia desde 2019 en el Instituto Preuniversitario Vocacional de Ciencias Exactas (IPVCE) Silberto Álvarez Aroche. Al comenzar la pandemia del coronavirus en Cuba, el IPVCE fue convertido en un centro de aislamiento y a los profesores se les exigió realizar guardias y apoyar en tareas de logística. Aunque Merladet no trabajó en la zona roja, tenía contacto con personal que laboraba en esa área y resultó contagiado con la enfermedad.

 

Cuando dio positivo al virus, el profesor pidió que lo ingresaran en el centro de aislamiento debido a que convivía con otros familiares, pero esto no fue aceptado y lo enviaron a su casa. Desde allí comenzó a hacer gestiones para ser trasladado a un centro de aislamiento, pero solo recibió evastrabas burocráticas y la desidia que enfrentaron muchos de los cubanos atendidos por esta enfermedad en las instituciones de salud del país.

 

Abrumado ante la falta de soluciones, Merladet publicó dos videos en su perfil de Facebook denunciando la situación sufrida por sus familiares. Con un tono exaltado criticó tanto a las instituciones de salud como al gobierno cubano y expresó su decepción con el proyecto sociopolítico imperante en el país. Además, dijo que sabía que sus declaraciones podrían tener consecuencias para él en el ámbito laboral. Los videos de Merladet fueron replicados por varios medios de prensa independientes y se viralizaron en las redes sociales. En el mes de septiembre, a cada trabajador del IPCVE le fue vendido un pulóver por esa institución educativa. El director del centro, Roberto Manuel Sierra Rodríguez, le impidió a Merladet realizar la compra, bajo el pretexto de que no tenía ese derecho por encontrarse “esperando medida disciplinaria”. Esto fue un anuncio del proceso en su contra que se avecinaba.

 

El 5 de octubre, el profesor fue citado para un trabajo voluntario en la escuela. Al llegar, el director le pide que se dirija a su oficina, donde se encontraban otros miembros del Consejo de Dirección. Allí le comunicaron que sería expulsado del sector de la educación. El profesor se defendió argumentando que el artículo 54 de la Constitución cubana reconocía el derecho a la libertad de expresión, a lo cual el director económico respondió “tú mejor que nadie sabes que todo eso es entre comillas”. Otros de los presentes en la reunión expresaron que ellos sabían que todo lo dicho era cierto, pero que no debió hacerlo.La expulsión del profesor se formalizó través de la Resolución 79/2021 firmada por Denis Alberto Moreno Beatón, director de Educación en la provincia Granma. En la misma se expresa que los videos realizados por Merladet son constitutivos de violaciones de la disciplina de trabajo previstas en los artículos 3 y 24 de la Resolución 506/2014 “Reglamento Ramal de la Disciplina del Trabajo en la Actividad Educacional del Ministerio de Educación”. La Resolución tiene por fecha 13 de septiembre de 2021, varias semanas antes de que la decisión le fuera comunicada a Merladet. 

Documento 1. Resolución 79/2021

Julio Adriel Merladet Olazábal1.png