La Constitución de 1976 y 2019

La Constitución de 1976

 

En esta Constitución, la primera después de la Carta Magna de 1940, se tomaron los acuerdos del Primer Congreso del PCC celebrado el año anterior.

 

El artículo 5 definió al Partido Comunista como vanguardia organizada marxista leninista de la clase obrera y fuerza dirigente superior de la sociedad y del Estado.

 

El artículo 38 estableció que la política educativa y cultural se atiene a los postulados siguientes: la concepción científica del mundo establecida y desarrollada por el marxismo-leninismo; la enseñanza como función del Estado se dirige a la formación comunista de las nuevas generaciones y la preparación de los niños, jóvenes y adultos para la vida social; la libre creación artística, siempre que su contenido no sea contrario a la Revolución; y la participación de los ciudadanos, a través de las organizaciones sociales y de masas.

 

Es decir, a los postulados del Partido Comunista sobre la educación, formulados en la Plataforma Programática, asumieron rango constitucional en la Constitución de 1976.

La Constitución de 2019

 

El artículo 32 formula que el Estado orienta, fomenta y promueve la educación, las ciencias y la cultura en todas sus manifestaciones, atenido a los siguientes postulados:

 

la enseñanza es función del Estado, es laica y se basa en los aportes de la ciencia y en los principios y valores de nuestra sociedad; promueve la participación ciudadana en la realización de su política educacional, científica y cultural; promueve la libertad de creación artística en todas sus formas de expresión, conforme a los principios humanistas en que se sustenta la política cultural del Estado y los valores de la sociedad socialista.

 

Es decir, en franca negación de la historia de la educación en Cuba desde la época colonial, todas las iniciativas en esta materia corresponden al Estado, declarado marxista leninista, afiliado a una ideología, sin margen para la participación de otras asociaciones o iniciativas, como ocurrió en la colonia, que cuando se clausuraron las Escuelas Normales para Maestros y Maestras, la Asociación de Maestros, Maestras y Amantes de la Niñez Cubana -creada al inicio de la ocupación militar- funcionó como una de las columnas centrales de la formación pedagógica