Image by Jason Gamble

H I S T O R I A

Después de la expulsión de la profesora Omara Ruiz Urquiola del Instituto Superior de Diseño de la Universidad de la Habana por motivos políticos y de una reacción sin precedentes en rechazo a esta acción por parte de académicos y activistas de adentro y de afuera de Cuba, el Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda invito a la profesora a dictar una conferencia sobre la censura en las universidades cubanas. En el marco del Quinto Diálogo sobre Cuba celebrado en el Hall 74 de esta universidad situada en la ciudad de Bogotá, Colombia.

Después de la presentación, se concertó una reunión entre la profesora Omara Ruiz Urquiola, Sergio Angel, Investigador Principal de Programa Cuba de la Universidad Sergio Arboleda, María Pía Alvira y Erik Jennische de Civil Rights Defenders (CRD). En esta reunión se habló de la posibilidad de crear un Observatorio de Libertad Académica que documentara todas las expulsiones de profesores y estudiantes de las universidades cubanas.

Después de seis meses de trabajo conjunto y de intercambio en donde participaron también el exprofesor y periodista José Raúl Gallego, también expulsado de la Universidad de Camaguey, y el director de la Organización Aula Abierta de Venezuela David Gómez Gamboa, el proyecto fue aceptado por el equipo de Civil Rights Defenders (CRD) y se dio inicio al registro de los primeros casos. El primer informe fue presentado en el mes de agosto y el primer evento de socialización se realizó en el mes de octubre del año 2020.

Para el año 2021 el OLA obtuvo su segunda subvención, por lo cual amplío el equipo de trabajo dentro de Cuba y amplio su incidencia en escenarios internacionales. Dimas Castellanos, Licenciado en Ciencias Políticas, se incorporó para desarrollar los análisis de los discursos históricos, mientras que Alenmichel Aguiló, Historiador y Abogado, entro para desarrollar los análisis normativos consignados en cada uno de los informes. En cuanto a la incidencia internacional el equipo participó en las reuniones de sociedad civil de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y entregó insumos para los informes desarrollados por las diferentes relatorías, además realizó un acuerdo con la Universidad de Pennsylvania para la traducción de los informes buscando así llegar a los contextos anglosajones en el año 2022.