Eliecer Jiménez Almeida

Eliecer Jiménez Almeida ingresó a estudiar periodismo en la Universidad de Camagüey en el año 2006. En 2008, realizó un corto de 15 minutos, titulado: Toilet-ando sin ganas (Jiménez, 2008), sobre la crítica situación de los baños (sanitarios) en ese centro de estudio. En 2009, envió el corto al concurso audiovisual “El Almacén de la Imagen”, un evento local convocado por la institución artística paraestatal Asociación Hermanos Saíz (AHS), que se celebró a finales del mes de octubre. Fue aceptado y el día que le correspondía la presentación de su obra fue citado por la rectora de la Universidad de Camagüey, Lianet Goyas Céspedes. En la reunión también estaban el Secretario General del Partido Comunista de Cuba en ese centro, el decano de la facultad de Periodismo, Tel Pino Sosa, y, según cuenta Eliecer, no recuerda sí estuvo presente el agente de la Seguridad del Estado que atiende la universidad, o si este lo abordó luego de terminada la reunión.

 

“Ahí me insultaron, me dijeron que yo era un contrarrevolucionario, que la Revolución no quería que los baños estuvieran así, que eso era producto del bloqueo imperialista y que de alguna manera yo estaba haciéndole el juego al enemigo con este tipo de material”. Aun así, Eliecer presentó el corto en el evento. Al día siguiente le entregaron una sanción en la que solicitaban su separación por dos años de la educación superior en Cuba. El documento no hacía referencia al corto, ni a ninguna de las cuestiones políticas que le señalaron a Eliecer en reunión con la rectora, sino que se centraba en exponer ausencias injustificadas y tardanzas por parte del estudiante, problemas de disciplina en la residencia estudiantil, y un altercado con un profesor. La sanción que decretó oficialmente su separación de la educación superior está fechada el 17 de diciembre de 2009, por Tel Pino Sosa.

Eliecer reconoce que es cierto que tenía ausencias, pero que no eran diferentes al resto de varios de sus compañeros, y que, hasta entonces, esto no había sido un problema. Luego de firmar este documento, fue prohibida verbalmente su entrada a la universidad, a excepción de las citaciones para análisis relacionados con el caso. Uno de estos tuvo lugar al día siguiente en su grupo. Elicer lo define como un acto de repudio: “empezaron a gritarme cosas desagradables. María Teresa Mojaiber me dijo: ‘Defínete, estás con nosotros o contra nosotros. La Revolución es más fuerte que tú y te aplastamos’.

 

Glenda Boza me gritó: ‘Tú no mereces graduarte con nosotros, porque no eres mejor que nosotros, eres un estudiante mediocre’. Dije que quería construir un mejor país para todos, uno donde los baños de las universidades estuvieran limpios y Carmen Luisa Hernández me respondió ‘Pues vete del país’. Fueron muchas cosas, quien no me ofendió, se quedó callado, y solo una persona me defendió”.

 

A los dos días de este suceso le hicieron otro mitin similar, pero con los miembros de la Unión de Jóvenes Comunistas (UJC), el cual culminó con su degradande expulsión de la organización. Este estuvo dirigido por Diana Zaragoza Polo, secretaria de la UJC en la Facultad. Luego de esto, Eliecer comenzó un proceso de apelación de varios meses, en el que la sanción era rechazada por errores y luego reacomodada. En una de estas apelaciones, la rectora del centro declaró “Con Lugar en Parte” el recurso y rectificó la calificación de la indisciplina cometida de “Muy Grave” a “Menos Grave”, sin embargo, mantuvo la misma sanción, ratificando su separación por dos años de la Educación Superior, mediante la Resolución 94, fechada el 16 de febrero de 2010.

Siga leyendo aquí