Alberto Góngora Mulet

El 16 de agosto fue publicado por el portal CiberCuba el caso Alberto Góngora Mulet, estudiante de estomatología que fue expulsado de la fuerza de apoyo por la COVID-19 que rectoraba la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín. La medida respondió a sus publicaciones desde las redes sociales dando apoyo a los médicos cubanos luego de que el primer ministro Manuel Marrero Cruz los culpara por la crisis sanitaria que está atravesando Cuba. Alberto, a través de un video publicado por su cuenta de Twitter, se sumó al challenge #CuidadoConLosMédicosChallenge, afirmando que los médicos cubanos merecen respeto.

 

Posteriormente, el presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU) y el vicepresidente de la Universidad de Ciencias Médicas de Holguín, Luis Rafael Gámez Leyva, decidieron apartarlo de sus labores de apoyo, como lo informó CiberCuba. Alberto denunció este hecho en su perfil de Twitter, mencionando que lo hacía por la amenaza que había recibido del vicepresidente de la FEU, quien le había dicho que lo twitteara para poder compartirlo.

 

Asimismo, el estudiante también compartió su posición frente a las acciones acometidas en su caso, concluyendo que el motivo de su expulsión fue “Por disentir. Por hablar. Por dar mi opinión. Por pensar. Simplemente: por ejercer mi derecho a la libertad de expresión”, añadiendo también “Me expulsaron para poder desacreditarme más fácilmente. El trabajo que me encontraba realizando era de considerable importancia. Al separarme de él, es sencillo afirmar que yo soy un gusano más que no hace nada importante por la sociedad y sólo se dedica a criticar en redes”. Luego de revelar su sentir por medio de las redes sociales y de demostrar que habían primado las sanciones por sobre la necesidad y relevancia del trabajo contra la pandemia actual, el presidente de la FEU le notificó al estudiante que se le había reasignado otro lugar de trabajo el 16 de agosto, en un mensaje de texto donde expresaba “Tienes que ir al vacunatorio más cerca de tu casa, estás reubicado allí. Para que hagas otra tarea importante tanto como la que hacías. Saludos”.

Siga leyendo aquí